Uncategorized

Un balance para la vida ligera

¿Has consagrado este año tiempo al desarrollo de tu ser?

Cuando evaluamos los días que han pasado quizá vemos muchos aspectos negativos, queremos que los momentos pasen rápido y olvidar lo malo. El pasado no debe volver, solo debe ser un recuerdo que a veces suele ser bueno, otras no tanto.

Pero nuestro miedo más grande es el futuro, ese que nos hace pensar lo que vendrá después, lo que nos deparan los nuevos días. Ciertamente, leí algo que me dejó plasmada una idea sobre nuestro miedo más intenso; coincido en que lo desconocido nos aterra. Este es el pensamiento:

“El más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido.”
HP Lovecraft.

Sin embargo, cada año equilibramos los logros y los desaciertos, intentamos hacer una lista de todo aquello que se debe mejorar, lo que debemos desechar y todo lo que debemos dejar simplemente al tiempo.

Cuando el balance de nuestra vida son cosas rotas, fragmentos que se cayeron sin hacer ruido, entonces aprendemos el significado del silencio y de volver a comenzar.

Debemos valorar que aunque nos de miedo, la confianza en nosotros mismos debe ser la llave para abrir una nueva oportunidad. El presente nos da siempre una nueva esperanza de vencer el miedo y comenzar.

Sin dudar, hay momentos realmente hermosos, lo malo, aunque nos hace querer desaparecer todo un año completo de nuestra vida, no tiene suficiente valor como para hacernos sentir menos. Siempre hay alguien que nos tiende una mano amiga.

Si debemos elegir, entonces elijamos lo bueno, soltemos lo malo y hagamos la vida ligera.

Gracias por la lectura y comentarios.

Imagen principal Fotografía familiar. Imagen dos Fotografía de mi pequeña; ambas de archivo personal. Tomadas con un Blu Vivo One Plus. Cámara f / 2.0 1/100 3.79mm ISO 200. Editadas con Canva para los mensajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *