Uncategorized

Pensamientos adecuados para la felicidad

Encontrar el valor para decir “no” es una tarea posible. Piensa en ser feliz.

La felicidad es un sentimiento idealizado; puede que distinto para muchas personas ya que cada ser humano tiene en su cerebro diferentes aprendizajes, intereses, concepciones sobre sentirse bien y ser feliz. Existen muchos estudios sobre la felicidad relacionando el sentimiento con el poder de atracción ejercido por el cerebro humano, la mayoría de las conclusiones coinciden en que la felicidad puede estar sujeta a la forma de pensar de cada individuo.

Esto es así, seguro si programamos nuestro cerebro con pensamientos positivos e indestructibles nos sentiremos mejor, más activos y fuertes ante algunos problemas o inconvenientes que posiblemente son efímeros pero los vemos gigantes.

Algunas veces somatizamos gestos negativos, porque existen personas tóxicas vinculadas al entorno en el que nos encontramos y es fácil que nos hagan centro de sus malos sentimientos. Sin querer, puede afectarnos al permitirles atención que no merecen.

Bien se puede ignorar a esa resentida que nos busca el mínimo defecto, o a ese amigo que se encarga de hacer piropos feos porque los cree graciosos. Pero ellos nos roban paz de solo pensarlos, con sólo prestarles atención.

Un ataque tóxico nos puede afectar por sorpresa, porque tal vez no se espera algo negativo de personas que se creen buenas o sinceras; pero lo pueden hacer de manera destructiva o a veces inconsciente; el problema se convierte en algo complejo si se permite que sea repetitivo, ya cómo en forma intencional o como burla, por lo tanto, lo ideal es enfrentar, desarraigar los miedos para decir: basta o simplemente, no.

Los más débiles, aunque reconocen que son asfixiados por otros, no son capaces de decir simplemente “no” dejando a un lado hasta sus propios intereses o personalidad, para complacer al tóxico que lo explota (hace que trabaje para él o ella a cambio de nada), se burla, lo maltrata o lo señala.

Tomar distancia también es una alternativa acertada, pues nadie quiere estar cerca de la maldad, así se evitan consecuencias en la salud y pérdida de tiempo, en esa distancia es bueno retomar los planes personales e inspirarse a estar mejor a nivel espiritual. Si se toma una reacción distinta a diario, si se desea cambiar con todo el corazón sin permitir abusos, si se mantiene una sonrisa, el cerebro ordenará estar feliz, ordenará el equilibrio con el autoestima, así cada persona puede llegar a sentirse mejor.

Este proceso de buscar la felicidad en nuestro cerebro, es un fenómeno estudiado por la ciencia del pensamiento, recomendando tendencias de relajación como el yoga o la meditación para lograr mejoras en el organismo, e igual, en el ánimo de las personas; al pasar el tiempo se siguen implementando estas tendencias como terapias y alternativas de distracción.

Lo importante es que decidamos poner en práctica acciones que beneficien la salud, así como abordar cada pensamiento adecuado para nuestra felicidad y bienestar. Sin permitir que nos afecten las envidias, maldades e intereses de otros.

Imagen principal: Pixabay: Imagen central Pixabay:

Me despido. Hasta luego. Recuerda ser feliz…

Fuente: Imagen creada con Bitmoji.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *